Este sitio utiliza cookies para ofrecerle un servicio más ágil y personalizado. Al usar este sitio usted acepta el uso de cookies. Por favor lea nuestra POLÍTICA DE PRIVACIDAD para obtener más información sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminar o bloquearlos.
  • FACTURACIÓN ELECTRÓNICA

    Obligatorio para nuevos contribuyentes

Boletín:

FEL para Nuevos Contribuyentes

14 julio 2021

Yaneth Ralda, Gerente de Impuestos |

La Superintendencia de Administración Tributaria informó que los contribuyentes nuevos, individuales o jurídicos, que inscriban por primera vez un establecimiento a partir del uno de julio de 2021 en el Registro Tributario Electrónico, para realizar alguna actividad económica de acuerdo con lo contenido en el régimen tributario guatemalteco, deberán facturar usando el Régimen de Factura Electrónica en Línea -FEL-, de acuerdo con lo establecido en los artículos 29 y 29 A del Decreto 27-92 Ley del Impuesto al Valor Agregado y artículo 28 bis del Acuerdo Gubernativo No. 5-2013 Reglamento del Impuesto al Valor Agregado.

Los contribuyentes pueden optar por contratar los servicios de un Certificador autorizado que les permita emitir los Documentos Tributarios Electrónicos -DTE- de acuerdo a sus necesidades, según la cantidad o complejidad de documentos que necesiten emitir; o bien, utilizar el servicio gratuito prestado por la Superintendencia de Administración Tributaria, como certificador, a través de la Agencia Virtual y ahora, a través de dispositivos móviles utilizando la APP-FEL, disponible para ser descargada de Google Play, App Store y AppGallery de Huawei, esto de acuerdo con el sistema operativo que posea cada dispositivo.

Para este efecto, indicó que a la fecha los contribuyentes tienen a su disposición 17 certificadores autorizados por SAT, también tienen acceso a esta misma entidad como un certificador gratuito, por medio de la Agencia Virtual o la Aplicación FEL.

Los contribuyentes deben tener en cuenta que al encontrarse registrados en el Régimen de Factura Electrónica deben utilizar un sistema electrónico que les permita registrar operaciones, debiendo incluir en dicho sistema: Libro de Inventarios, Libro de primera entrada o diario, Libro mayor o centralizador, Libros de Estados Financieros, Libros de compras y ventas y otros auxiliares que determinen las leyes específicas, según corresponda.